Preeclampsia y los riesgos durante el embarazo.

Se presenta cuando una mujer embarazada tiene hipertensión arterial y proteína en la orina después de la semana 20 de gestación.

La causa exacta de la preeclampsia se desconoce.
Esta afección se presenta en alrededor de 3% a 7% de todos los embarazos.
•Trastornos autoinmunitarios.
•Problemas vasculares.
•Su dieta.
•Sus genes.

Los factores de riesgo incluyen:
•Primer embarazo.
•Antecedentes de preeclampsia.
•Embarazos múltiples (gemelos o más).
•Antecedentes familiares de preeclampsia.
•Obesidad.
•Edad mayor a 35 años.
•Antecedentes de diabetes, presión arterial alta o enfermedad renal.

Con frecuencia, una mujer que tiene preeclampsia no se siente enferma.

Los síntomas de preeclampsia pueden incluir:
•Hinchazón de manos y cara u ojos (edema).
•Aumento repentino de peso en un período de 1 a 2 días, o más 0.9 kg por semana.
Nota: se considera normal que se presente algo de hinchazón en los pies y los tobillos durante el embarazo.



Los síntomas de preeclampsia grave incluyen:
•Dolores de cabeza que no desaparecen.
•Problemas para respirar.
•Dolor abdominal en el lado derecho, debajo de las costillas.
•No orinar con mucha frecuencia.
•Náuseas y vómitos.
•Cambios en la visión, incluso pérdida temporal de la visión, ver puntos o luces centelleantes, sensibilidad a la luz y visión borrosa.

La única forma de curar la preeclampsia es dar a luz al bebé. Casi siempre, a las 37 semanas su bebé está suficientemente desarrollado para nacer saludable. Como resultado es posible que el especialista necesite hacerlo nacer para que la preeclampsia no empeore. Se le pueden dar medicamentos para ayudar a inducir el parto o puede necesitar una cesárea.

Si el bebé no está totalmente desarrollado y usted tiene preeclampsia leve, la enfermedad a menudo puede manejarse en casa hasta que su bebé haya madurado.

El gineco-obstetra le recomendará:
•Descansar en cama y acostarse sobre el lado izquierdo la mayor parte del tiempo o todo el tiempo.
•Tomar mucha agua.
•Consumir menos sal.
•Visitar frecuentemente al médico para verificar que usted y su bebé estén evolucionando bien.
•Tomar medicamentos para bajar la presión arterial (en algunos casos).

Algunas veces, es necesario hospitalizar a las mujeres embarazadas con preeclampsia. Esto permite que el especialista vigile al bebé y a la madre más de cerca.

  • Dr. Álvaro Cámara Ayuso.
  • Ced. Esp. 0025709. UADY.
    Gineco-Obstetra / Oncología Ginecológica.

    Centro Médico de las Américas. Consultorio 2. Edificio 3.

    Atención con previa cita:
    999 926 6177.
    Urgencias: 999 947 9231.