Cuidados de la piel desde recién nacido, hasta la adolescencia.

La piel es el mayor órgano del cuerpo que tiene múltiples funciones esenciales.

La piel protege de agentes externos, del calor y el frio, del aire y los elementos, de las bacterias; es impermeable, se repara y lubrica a sí misma, incluso elimina algunos residuos del cuerpo.

Los cuidados de la piel los vamos a definir como las prácticas que preservan la integridad de la piel, mejorando su apariencia o ayudando en el tratamiento de una enfermedad especifica. Y han ido cambiando a través del tiempo.

La piel del recién nacido.
A término o prematuros. La piel tendrá cambios para su adaptación y la humectación será variable, disminuyendo en el transcurso del primer día y aumentado a las 2 semanas. Habrá una disminución de los aminoácidos libres hasta los 3 meses incluso hasta los 12 meses, por lo que podemos ver una piel más sensible.

Se recomienda el baño diario o 2 o. 3 veces por semana dependiendo del lugar. El jabón ayudará a reducir el sebo, los olores y quitar la contaminación externa, éste debe ser neutro o ligeramente ácido, sin colorantes y libre de fragancias o conservadores, la toalla suave de algodón y las lociones deben ser de agua o aceite.

Los emolientes aumentarán la cantidad de agua en la pie la cual va a variar según el clima, por lo que en lugares fríos usaremos cremas o ungüentos (más espesos) y se aplicará después del baño mejorando las recaídas en los niños atópicos.



El cuidado del cordón umbilical debe ser lavado solo en su baño con agua y jabón, dejar secar expuesto al aire o con una gasa evitando los vendajes.
El área del pañal se debe mantener siempre limpia y seca, con cambios cada 3 a 4 horas o tan pronto tenga una evacuación. Para la higiene se recomienda utilizar toallas a base de agua, sin alcohol, y cremas o pastas de barreras.

Antes de los 6 meses hay que evitar la exposición solar, y posterior a esta edad se debe utilizar foto protección de 50+ en cremas, barras o spray.

Niños mayores en climas fríos y secos:
Independientemente del clima en que habitemos los niños deben utilizar emolientes en manos y en cara, sobre todo si realizan actividades como natación o deportes al aire libre, donde pueden estar en contacto con plantas.

En la etapa de la pre adolescencia hay un aumento de producción de andrógenos, vello, olor corporal y acné, sin embargo puede ser normal en las niñas antes de los 7 años y en niños antes de los 8 años. El mal olor puede mejorar utilizando fragancias, jabones o desodorantes antibacteriales, no se recomienda utilizar antitranspirante.

Otro tema es el acné a los 7 y 11 años de edad: En esta edad predomina en la zona T, para ayudar utilizamos jabones de acné no tan agresivos, cremas humectantes no comedogénicas con FPS30; y los exfoliantes una vez por semana dependiendo el tipo de piel.

  • Dra. Rosa Isabel Hernández.
  • Derma Mérida. Clínica, salud y piel.
    Ced. Prof. 5357149. 3793862.

    Star Médica, Mérida. Consultorio 811.
    Calle 26 No. 199 por 15 y 7. Fracc. Altabrisa.

    Lunes a viernes de 9:00 a 20:00 hrs. y sábados de 9:00 a 13:00 hrs.

    999 196 1884. 999 126 3300.
    Derma Mérida