Cirugía ortognática.

La cirugía ortognática es una intervención quirúrgica que se encarga de corregir las deformidades dento-craneo-maxilofaciales mediante movimientos óseos maxilares y mandibulares, para lograr el equilibrio perfecto entre todas las características faciales del paciente. Este tipo de alteraciones faciales aparecen en la fase de crecimiento de los pacientes, se estabilizan al final de la misma, y pueden causar problemas como apnea del sueño, trastornos de la ATM, problemas de maloclusión o falta de armonía esquelética, entre otros.

La cirugía ortognática debe ser realizada por un cirujano maxilofacial, quien es el especialista indicado para tratar tanto los huesos como los tejidos blandos del área facial. Existen tres tipos de cirugía ortognática:

•Cirugía del maxilar: se realiza para colocar el maxilar en la posición correcta de modo que se pueda lograr la armonía facial y, lo más importante, una recuperación en la funcionalidad de este hueso, clave para masticar, respirar y hablar. Este procedimiento se realiza para corregir varias deformidades faciales, como el prognatismo mandibular o Clase 3, mordida abierta o sonrisa gingival.

•Cirugía de la mandíbula: Este tipo de malformación afecta especialmente la armonía de la parte inferior de la cara y causa diversos problemas funcionales, como puede ser la apnea del sueño.



•Cirugía maxilomandibular, también llamada cirugía bimaxilar: En la mayoría de los pacientes de cirugía ortognática, es necesario reposicionar el maxilar y la mandíbula para lograr una correcta oclusión y armonía facial, este procedimiento se conoce como cirugía maxilomandibular, o cirugía ortognática bimaxilar.

Cuando un paciente que es candidato para cirugía ortognática se realizará un análisis completo de su rostro. Todos los elementos que forman el área facial se estudian exhaustivamente: mandíbula, maxilar, huesos cigomáticos, nariz, regiones orbitales, dientes y todo el tejido blando que cubre el esqueleto facial y la región del cuello.

Dado que todos estos componentes forman un todo indivisible, el cirujano maxilofacial también debe evaluar conjuntamente la morfología y la función. Por lo tanto, cuando se pretende armonizar la cara, todo el complejo dento-cráneo-maxilofacial, con sus diversos elementos estéticos y funcionales, debe evaluarse de manera integral. El especialista siempre considerará la funcionalidad y la estética en su conjunto.

  • Dr. Roberto Sosa Milke.
  • Cirugía Oral y Maxilofacial, Cirugía Ortognática, Implantes Dentales.
    Ced. Esp. 5179426. UNAM.

    Clínica de Mérida. Consultorio 328.
    Calle 32 No. 242. García Ginerés.

    Atención con previa cita:
    999 925 1015.
    999 242 5511.
    sosa_roberto@hotmail.com