Mitos y verdades sobre el aumento de glúteos con implantes.

La técnica consiste en una operación quirúrgica en la que se implantan unas prótesis especialmente diseñadas para el glúteo, la incisión se realizará en el pliegue intergluteo, a través de la incisión se crea un bolsillo, directamente detrás de la fascia del glúteo mayor o bien intramuscular.

De esta forma, se corrige el aspecto de hundimiento o de aplanamiento que han sido imposibles de recuperar a pesar de haber sido sometidas a duras sesiones de ejercicio y de pesas.

Normalmente, se eligen de silicón texturizado, con la densidad precisa para que tengan la misma consistencia que la del glúteo natural. Una vez implantadas estas prótesis, los glúteos presentan una redondez que armoniza con el cuerpo.

Para conseguir el mejor resultado posible, suele combinarse la Glúteoplastia con la Liposucción tanto del surco infragluteo, zona trocanterica (chaparreras) y zona lumbar, para así asegurar un resultado superior. Dos semanas después de la intervención es recomendable dormir boca abajo evitando por completo el contacto de la zona operada con la cama. Sin embargo, se permite el sentado de forma adecuada despues de estas dos semanas. Durante el tiempo de reposo tendrá un drenaje para minimizar la inflamación. Por regla general, hace falta un mínimo de siete días de reposo absoluto y no practicar deporte alguno durante al menos seis semanas. El resultado final es muy natural y no presenta artificialidad alguna.

Mitos y verdades sobre la cirugía de glúteos.

¿Es una intervención muy compleja?
Falso, el aumento de glúteos es una intervención sencilla, muy similar a la realizada para la colocación de prótesis de mama, y no necesita de cuidados especiales salvo no dormir ni apoyarse lateralmente o de costado para evitar que se abra la cicatriz por donde son introducidas.



¿Hacer ejercicio físico dará igual resultado?
Se ha demostrado que los ejercicios físicos aumentan el volumen y mejoran la forma de los glúteos, sin embargo implican un enorme y largo esfuerzo que en muchos casos conlleva al abandono de los mismos. El área glútea es quizás la zona más difícil de desarrollar mediante técnicas deportivas. Aun así es importantísimo dejar claro que es la mejor forma para aumentar los glúteos ya que es la más natural y además trae como beneficio adicional la realización de una actividad deportiva que ayudará a mantener su cuerpo saludable. Sin embargo esta cirugía se recomienda para aquellas personas que a pesar del trabajo físico no logran los resultados deseados.

¿Quiénes pueden realizarse esta intervención?
Las mejores candidatas para un aumento de glúteo, son mujeres que están buscando la mejoría, más no la perfección en el contorno glúteo, deben ser físicamente saludables, psicológicamente estables y muy realistas en sus expectativas con respecto a lo que la Cirugía Glútea puede lograr.

¿Existen riesgos?
Ninguna cirugía está exenta de riesgos, ya que cada organismo reacciona de forma diferente. En la inmensa mayoría de los casos la evolución es completamente satisfactoria pero un grupo pequeño de pacientes puede presentar alguna alteración que tratada oportunamente no debería representar mayor inconveniente.

Recomendamos acudir con Cirujanos Plásticos Certificados por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.