Vasectomía.

La vasectomía es una opción anticonceptiva segura y eficaz para aquellos hombres que tienen la certeza de que no quieren ser padres en el futuro.

•La vasectomía es casi 100 por ciento eficaz en la prevención del embarazo.

•Es una cirugía ambulatoria con bajo riesgo de complicaciones o efectos secundarios.

•Generalmente el costo de una vasectomía es mucho menor que el costo de una esterilización femenina (ligadura de trompas) o el costo a largo plazo de los medicamentos anticonceptivos para mujeres.

•Hacerte una vasectomía significa que no necesitarás tomar medidas anticonceptivas previas a tener relaciones sexuales, como usar un preservativo.

Una posible preocupación con la vasectomía es que después puedes cambiar de opinión sobre la posibilidad de querer ser padre. Aunque pueda ser posible revertir la vasectomía, no existe ninguna garantía de que se logre.

También existen otras técnicas para ser padres después de una vasectomía, como la fertilización in vitro. Pero estas técnicas también son costosas y no siempre son efectivas. Antes de someterte a una vasectomía, asegúrate de que no querrás ser padre en el futuro.

Muchos hombres temen que una vasectomía pueda causarles problemas graves; pero estos temores son infundados. Por ejemplo, una vasectomía:

•No afectará tu rendimiento sexual. La vasectomía no afectará tu deseo sexual ni tu masculinidad de ninguna manera, excepto que no concebirás hijos. Muchos hombres han reportado una mayor satisfacción sexual después de una vasectomía.
•No causará daño permanente a los órganos genitales. Hay muy poco riesgo de que los testículos, el pene u otras partes de tu sistema reproductivo se lesionen durante la cirugía.



•No aumentará el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. Si bien anteriormente existía cierta preocupación acerca de un posible vínculo entre la vasectomía y el cáncer testicular o de próstata, no se ha demostrado ninguna relación.

•No aumentará el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Al igual que con los temores sobre el cáncer, no parece haber ninguna conexión entre la vasectomía y los problemas del corazón.

•No causará un dolor intenso.
Podrías sentir un dolor leve y una sensación de tironeo o estiramiento durante la cirugía, pero el dolor intenso es poco frecuente. Del mismo modo, después de la cirugía podrías experimentar algún dolor, pero para la mayoría de los hombres es leve y desaparece después de unos días.

Antes de realizarte una vasectomía, el médico querrá reunirse contigo para estar seguro de que es el método anticonceptivo adecuado para ti.

En la consulta inicial (visita de consulta), prepárate para conversar sobre lo siguiente:

•Que tú entiendes que la vasectomía es permanente y que no es una buena opción si existe alguna probabilidad de que quieras ser padre en el futuro.

•Si tienes hijos y cómo se siente tu pareja sobre la decisión, si es que tienes una relación.

•Otros métodos anticonceptivos que estén a tu disposición.

•Qué implican la cirugía de la vasectomía y la recuperación, y cuáles son las posibles complicaciones.

Por último, si estas pensando en realizarte la vasectomía, te recomendamos acudir con un Urólogo certificado.