Influenza en niños. Lo que todo padre debe saber para prevenir esta enfermedad.

La influenza es más peligrosa para los niños que el resfriado común. Cada año, millones de niños contraen la influenza estacional, miles de niños son hospitalizados y algunos incluso mueren a causa de la influenza. Los niños suelen necesitar atención médica a causa de la influenza, especialmente los niños menores de 5 años de edad.

Las complicaciones de la influenza entre niños de esta edad incluyen:

•Neumonía: una enfermedad en la que los pulmones se infectan e inflaman.
•Deshidratación: cuando el cuerpo de un niño pierde demasiada agua y sales, a menudo por no beber suficiente líquido).
•Agravamiento de los problemas médicos a largo plazo como por ejemplo enfermedades cardiacas o asma.
•Una disfunsión cerebral como la encefalopatía.
•Problemas en los senos nasales o infecciones de oído.
•En muy pocos casos, las complicaciones por influenza pueden causar la muerte.

La vacunación es la mejor protección contra la influenza:
Los expertos recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad en adelante se vacunen anualmente contra la influenza estacional antes de finales de octubre. No obstante, mientras los virus de la influenza sigan en circulación, la vacunación debería continuar durante toda la temporada de influenza, incluso en enero o después. Tenga en cuenta que la vacunación es fundamental para determinadas personas que corren alto riesgo o han estado en contacto cercano con personas con alto riesgo.



Esto incluye a los niños que tienen alto riesgo de presentar complicaciones a causa de la influenza y a los adultos que tienen contacto directo con estos niños. Las vacunas contra la influenza suelen actualizarse cada temporada para proteger contra los virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes durante la temporada que se acerca.

La vacuna de esta temporada se ha actualizado con respecto a la vacuna de la temporada anterior para adaptarse mejor a los virus que se encuentran en circulación.

Además de recibir la vacuna contra la influenza, los niños y cuidadores de niños pequeños deben tomar las mismas medidas preventivas cotidianas que los expertos recomiendan a todas las personas, lo que incluye evitar estar con personas enfermas, lavarse las manos con frecuencia y cubrirse al toser.

  • Dr. Lorenzo G. Montalvo Castro.
  • Cirujano Pediatra.
    Ced. Esp. 0028965. UNAM.
    Especialidad en Cirugía Pediátrica, Sector Salud.
    Colegio Mexicano de Cirugía Pediátrica.
    Consejo Mexicano de Cirugía

    Centro Médico Pensiones. Consultorio 203 A.
    Calle 7 No. 215 A entre 32 y 34 Col. García Ginerés.

    Atención con previa cita:
    999 920 1130.
    999 241 2285.