Úlcera péptica.

Las úlceras pépticas son llagas abiertas que aparecen en el revestimiento interno del estómago y la parte superior del intestino delgado. El síntoma más común de la úlcera péptica es el dolor de estómago.

Las causas más comunes de las úlceras pépticas son la infección por la bacteria helicobácter pylori (H. pylori) y el uso prolongado de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, entre otros) y el naproxeno sódico (Aleve). El estrés y las comidas picantes no producen úlceras pépticas. Sin embargo, pueden empeorar los síntomas.

¿Qué síntomas debo tomar en cuenta?
•Dolor de estómago ardiente.
•Sensación de plenitud, hinchazón o eructos.
•Intolerancia a los alimentos grasos.
•Acidez estomacal.
•Náuseas.

El síntoma más común de la úlcera péptica es el dolor de estómago ardiente. La acidez estomacal empeora el dolor, al igual que tener el estómago vacío. A menudo el dolor puede aliviarse comiendo ciertos alimentos que amortiguan el ácido estomacal o tomando un medicamento para reducir el ácido, pero luego puede volver a aparecer. El dolor puede ser peor entre las comidas y por la noche.

Muchas personas con úlceras pépticas ni siquiera tienen síntomas.

Con menos frecuencia, las úlceras pueden causar signos o síntomas graves como los siguientes:
•Vomitar o vomitar sangre, que puede verse roja o negra.
•Sangre oscura en las heces, o heces que son negras o alquitranadas.
•Dificultad para respirar.
•Sentirse débil.
•Náuseas o vómitos.
•Pérdida de peso sin causa aparente.
•Cambios en el apetito.



El tratamiento de las úlceras pépticas depende de la causa. Por lo general, el tratamiento consistirá en eliminar la bacteria H. pylori si está presente, eliminar o reducir el uso de los antiinflamatorios no esteroideos, AINE si es posible, y ayudar a la úlcera a curarse con los medicamentos.

El tratamiento para úlceras pépticas suele ser exitoso y, por lo general, permite la curación de la úlcera. No obstante, si los síntomas son graves, o si continúan pese al tratamiento, el médico podría recomendarte una endoscopía para descartar otras causas posibles de los síntomas.

Si se detecta una úlcera durante la endoscopía, el médico podría recomendarte realizar otra endoscopía después del tratamiento para asegurarse de que la úlcera se ha curado. Pregúntale al médico si debes realizarte pruebas de seguimiento después del tratamiento.