Prolapso uterino. ¿Cómo saber si lo padezco?

 El prolapso uterino ocurre cuando los músculos y los ligamentos del suelo pélvico se estiran y se debilitan, por lo que dejan de proporcionar un sostén adecuado para el útero. En consecuencia, el útero se desliza hacia la vagina o sobresale de ella.

El prolapso uterino puede afectar a mujeres de cualquier edad. Sin embargo, suele afectar a las mujeres posmenopáusicas que tuvieron uno o más partos vaginales.

Los síntomas pueden incluir:
•Presión o pesadez en la pelvis o la vagina.
•Problemas con las relaciones sexuales.
•Escape de orina o ganas repentinas de orinar.
•Lumbago.
•Protrusión del útero y el cuello uterino hacia la abertura vaginal.
•Infecciones vesicales repetitivas.
•Sangrado vaginal.
•Aumento del flujo vaginal.

Los síntomas pueden ser peores cuando usted se sienta o se para por largo rato. Hacer ejercicio o levantar cosas también puede empeorar los síntomas. Muchas mujeres reciben tratamiento en el momento en que el útero baja hasta la abertura de la vagina. CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA



Lo siguiente puede ayudar a controlar sus síntomas:
•Bajar de peso si padece obesidad.
•Evitar hacer esfuerzos y levantar objetos pesados.
•Si padece tos debido al tabaquismo, debe dejar de fumar.

La mayoría de las mujeres con prolapso uterino leve no tienen síntomas que requieran tratamiento. Los pesarios vaginales pueden ser efectivos para muchas mujeres con prolapso uterino.

La cirugía a menudo brinda resultados muy buenos. Sin embargo, algunas mujeres tal vez necesiten hacerse el tratamiento de nuevo en el futuro.

El tensionamiento de los músculos del piso pélvico usando los ejercicios de Kegel ayuda a fortalecer los músculos y a reducir el riesgo de desarrollar prolapso uterino.

  • Dr. Álvaro Cámara Ayuso.
  • Gineco-Obstetra / Oncología Ginecológica.
    Especialidad en Gineco-Obstetricia, Institución Sector Salud.
    Ced. Esp. 0025709. UADY.

    Centro Médico de las Américas. Consultorio 2. Edificio 3.

    Atención con previa cita:
    999 926 6177.
    Urgencias: 999 947 9231.