Luce brazos espectaculares con una braquioplastia.

El levantamiento de brazo ha tomado importancia debido al incremento de diferentes cirugías o dietas de reducción de peso, que permiten perder muchos kilos, pero dejan como secuela los molestos “colgajos” de piel.

La braquioplastía es una intervención quirúrgica que permite quitar esos excesos de piel caída y eliminar la flacidez producida tanto por haber adelgazado mucho, como por el envejecimiento natural. Así se redefine la forma del brazo en la región de arriba del codo.

Si el exceso de piel no es demasiado, se puede practicar un minilifting de brazos: consiste en una incisión más pequeña que se realiza en la axila y es menos visible.

Este procedimiento puede llevarse acabo en mujeres y hombre. Mediante un análisis previo, los especialistas analizarán si el paciente tiene también un exceso de grasa en los brazos, así, el cirujano puede optar por combinar la braquioplastía con la liposucción y se conseguirá un resultado óptimo.

Algunos beneficios de esta cirugía son:
•Combate la flacidez en los brazos.
•Brazos torneados y firmes.
•Elimina el exceso de grasa y piel.
•Reduce el diámetro de los brazos.

Esta cirugía también ofrece beneficios funcionales, adicional a los estéticos, ya que generalmente en el exceso de piel caída se forman pliegues que pueden ser sensibles a sarpullidos e irritación, además de ser incómodos y antiestéticos.



Previo al procedimiento se solicitarán exámenes de rutina recientes, se evitarán algunos medicamentos que los especialistas le señalarán y no se debe fumar ni consumir alcohol, al menos 15 días antes de la cirugía.
Quizá el cirujano sugiera otros cuidados específicos, pero eso depende de la situación de cada paciente.

De igual manera se debe realizar una valoración general donde se analiza el tipo de piel del paciente, la flacidez de la misma y la cantidad de grasa acumulada, para así determinar si el procedimiento se debe realizar por exceso de grasa, por exceso de piel o por ambas. Después de la cirugía se debe guardar reposo absoluto por 15 días, es importante descansar, no hacer esfuerzos ni manejar.

Para poder ver los primeros resultados tienen que pasar 20 días después de la intervención. Se rejuvenecen y definen los brazos, eliminando la flacidez causada tanto por el envejecimiento o por un gran adelgazamiento.

Recomendamos acudir con Cirujanos Plásticos Certificados por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.